Para quien quiera contactar conmigo

MI NUEVO CORREO ELECTRÓNICO, PARA CONTACTAR CONMIGO ES rosacortesbetancourt@outlook.com.pe

lunes, 30 de mayo de 2011

Recuerdas aquellos veranos...?


       

Muchas veces me pongo a pensar,cuando yo era una niña,lo feliz que me sentía jugando en la calle.En mi barrio,había una calle que la llamábamos "la calle de en medio" porque no tenía porterias,apenas aparcaban coches ni circulaban  por ella,lo cual era ideal para que jugáramos a la pelota,al tranco,a la botella,a la cuerda,a pillar...y a ir en bici,bueno,yo iba de paquete,porque nunca llegué a aprender.
Recuerdo un verano,que mis amigas hicieron lo imposible para que aprendiera,todas las tardes lo intentábamos,me cogían de detrás y allá que iba yo,pero en cuanto me soltaban no mantenía el equilibrio y tenía que poner los pies en el suelo,fue misión imposible.Una tarde,empezamos igual,pero esa vez,me soltaron sin que yo me diera cuenta y cuando por fin miré para atrás,pensando que iban sujetándome de detrás,las ví al principio de la calle,yo las ví lejísimos,ni que decir que me dí de bruces,contra el único coche que había aparcado,jaja,creo que esa fué la última vez que lo intenté ,seguí yendo de paquete,era más seguro.

Cuando se hacía de noche jugábamos en mi calle,mi madre salía por el balcón a llamarme....¡sube que ya es tarde y ya está la cenaaaa!,a lo cuál yo siempre decía : ahora subooo,un ratito másss!,jaja,es que antes todo se decía a gritos por el balcón o la ventana.

Ahora los niños,no tienen esa libertad,nunca juegan sólos ni juegan en la calle,siempre les acompaña un adulto,por lo menos en la ciudad,y juegan en los parques,polideportivos,zonas de recreativos...es una pena que no gozen de la libertad que nosotros sí tuvimos.
Ninguna madre sería capaz de dejar a su hijo bajar sólo a la calle a jugar,hoy sería una temeridad,por la falta de seguridad,demasiados coches,demasiada gente desconocida.

¡Qué veranos aquellos...!
Sin ordenador,ni videojuegos...sólo salir a la calle a jugar con los amigos.                  

28 comentarios:

  1. Tienes razón, sería una temeridad y aun así ocurren cosas terribles con niños.
    Yo tampoco aprendí nunca a ir en bici. Que recuerdos!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. REINA DEL MAMBO

    Hola Reina!! que alegría me das ¿cómo estás?
    ¿Tú tampoco aprendiste a ir en bici? jaja,bienvenida entonces...seguro que tienes también muchas anécdotas,verdad?.

    Hoy sería impensable en una ciudad,dejar a los niños sólos en la calle,es que no se ven,sólo en los parques y siempre acompañados y como tú dices,aún así pasan cosas horribles.

    Gracias por venir cariño
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Yo también tuve "una calle de en medio", ya tu relato le doy de colofón: Y ninguno de nosotros está traumatizado ni lleno de miedos, etc. porque no había facebook o Blacberry

    Me gustó leerte

    ResponderEliminar
  4. FRANCISCO PINZÓN BEDOYA

    Hola Francisco!!
    Encantada de tenerte aquí1

    Creo que hemos crecido muy bien,sanos y fuertes,los que hemos jugado en la calle,lástima que hoy en día no puedan hacerlo.
    Y encima sin internet ni Play ¿cómo pudimos sobrevivir? jaja!

    Gracias por tu visita,vuelve cuando quieras
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. siempre recordaré esos veranos!!!
    Maravillosos,sin preocupaciones, tan solo disfrutabamos de cada hora del día!!

    un abrazo!!

    ResponderEliminar
  6. Huy que si los recuerdo...lo pasábamos genial jugando en la calle, yo lo hacía también en un prado que tenía cerca. Mi trauma fueron los patines, termine con las rodillas destrozadas, mira la bici se me dio mejor, jaja.La verdad es que los niños de ahora no saben lo que se pierden, pero no se les puede dejar solos en ningún sitio. Pero si os fijáis a todos le encanta jugar en el parque, aunque tengan otras cosas. Un bessito guapa, me has traído gratos recuerdos a la memoria

    ResponderEliminar
  7. BONHEUR

    Hola cariño!!
    Guardo muy buenos recuerdos de entonces,tenía unas ganas locas de correr,de jugar,de estar con mis amigos,de comer pipas,jaja,qué tiempos...!!!

    Gracias por venir
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. MEN

    Hola Men!!
    A mi fue al contrario,la bici fatal,ya lo he contado,jaja,sin embargo los patines se me dieron bien,los cogí ya más mayor,nos íbamos a una pista de patinaje y me encantaba deslizarme al ritmo de la música,qué sensación!!!! y me caía muchas veces pero era muy divertido!!!

    Gracias por venir y contarnos un poquito de tus recuerdos.
    En realidad los niños disfrutan en cualquier sitio,pero creo que les hemos cortado ,por necesidad,un poco de la libertad que tuvimos nosotras.

    Un abrazo guapa

    ResponderEliminar
  9. He de reconocer que con la tarde se va quedando el olor a flores, pero también muchos recuerdos. Cuantas vivencias de niños, vaya sino, la mejor época de la vida.

    Asimismo, las cosas van cambiando pero no la esencia, pronto se multiplica, hasta hacer de lo vivido algo duradero. Tenes razón con el ordenador se pierden algunos instantes de la vida, peo en mi caso, se queda el lugar exacto.

    Me sigue gustando el mar en tus fotografías.

    besooooooooo estrella

    ResponderEliminar
  10. Estrella también tuve mi calle del medio, no era aficionada a las bicis pero si a jugar con las amigas y amigos en las calles, a muchas cosas. Y no había horario y todo era algo más reljado. Los tiempos cambian, por un lado progresan por otro nos apabullan.
    Me gusta tu entrada me da ternura, besitos muxhos

    ResponderEliminar
  11. Estrella,mi mejor etapa,la infancia,sin duda alguna.Nosotros teníamos una calle enorme que no daba a carreteras con lo cuál lo pasábamos genial¡¡Armábamos cada una!!y no pasaba nada.Antes se sabía jugar con la imaginación ahora demasiada tecnología mal encauzada,los atonta.Mi hijo cuando puede baja a la calle,ya que tengo un parque cerrado frente a casa y se lo pasa pipa jugando al balón,pero siempre vigilado.
    Aquellos si que eran buenos tiempos.
    Yo tampoco sabía montar en bibicleta,no había para más,aprendí de mayor pero le tengo pavor,además ya no puedo montar.
    millones de besos y cuídate mucho.

    ResponderEliminar
  12. AMBROSÍA IGNOTA

    Hola Alejso!!
    Me gusta recordar esos buenos momentos,que felicidad,sólo pensaba en jugar,corriendo siempre a todas partes,bajando las escaleras de tres en tres,hasta llegar al final con el gran salto,jaja,¡madre mía,qué agilidad!
    Yo creo que ahora los niños,aunque su esencia de inocencia perdura,son más listos,será que tienen más cosas a su alcance.

    Pero antes sin tecnología,una simple partida de parchís con las amigas cuando subían a casa,se convertía en un acontecimiento.

    Me ha gustado charlar contigo,Alejso,gracias por venir a verme.
    Me alegro que te gusten las fotos del mar,a mí también me gustan,jaja!

    Un abrazo desde aquí,para tí!

    ResponderEliminar
  13. MIXHA ZIZEK

    Hola Mixha!!
    Es como dices,estabas deseando salir a jugar con las amigas,a la pelota,a la goma,a pillar,simplemente disfrutábamos de lo que teníamos,que no era mucho,pero era suficiente,ir al campo detrás de casa y subir la montaña,buscar piedras bonitas o levantar piedrecitas para ver los bichitos que habían debajo,esas cosas que hacían que el mundo fuera maravilloso.

    Gracias por compartir tu niñez,cariño!
    Un besito y un abrazo,niña!!

    ResponderEliminar
  14. MORGANA

    Hola,cariño!!
    Acabo de leer tu correo,vamos haber si haces caso...!

    Cómo disfrutábamos,verdad MJ!! era todo mucho más sencillo y más inocente,era genial,quedarte hasta las tantas en la calle.
    Es una lástima que los niños de hoy no conozcan esa sensación de libertad,de descubrir sitios nuevos,como nosotras.
    Nos conocíamos cada rincón del barrio.
    En el mio,al lado del campo había una casona antigua,medio derruida,te puedes imaginar que jugábamos allí muchas veces,investigando cada piedra caída,cada muro...nos metíamos en la balsa que estaba llena de escombros y matorrales,era una pasada!!

    Gracias,amiga mía,mi querida MJ...
    No te digo más,que ya lo sabes
    Mil abrazos cariño,cuídate mucho!!!!

    ResponderEliminar
  15. Hola Estrella: Gracias por tu visita y por tu interés. Yo también os echo de menos a toda la cuadrilla. Os hacéis querer puñeteros!!!!! El mundo este de los libros es lento y desesperante. Aún estoy esperando a que me acepten la propuesta editorial. Ya no creo que falte mucho. Si finalmente es un SÍ, entonces viene el proceso de búsqueda de editorial. Va para largo, pero mi trabajo ya está hecho. En cuanto a la segunda novela, hay días de parón, de esos en que eres incapaz de escribir dos renglones. Llevo 150 páginas y me quedan otras tantas más mínimo. Espero que esté listo a finales de verano.
    En cuanto tenga notícias os cuento.
    En cuanto a tu entrada, ya que estoy, te comento: No hay mejores momentos que los de la infancia conjugados con el verano. Esos largos tres meses y pico sin escuela que se nos hacían cortos y que ahora que tenemos hijos se nos hacen una tortura interminable.
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  16. La niñez es fantástica, quien no la recuerda no disfrutó, es fenomenal uno hace muchas cosas y hasta lo que parece más soso nos divierte. Pensá en lo maravilloso que es sentir la ternura de la inocencia, un recuerdo tu entrada, un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Uff, que recuerdos..
    Que maravilla, la calle, los amigos, la inocencia y la libertad. LO mejor sin duda, me apena q nuestros hijos no sepan lo que es eso.
    saludos

    ResponderEliminar
  18. JOSEP CAPSIR

    Hola Capi!!!
    Qué alegría que me das,no te esperaba,estaba yo preguntándome que sería de ti,cómo te iría y allá que fuí a tu blog a preguntarte,jaja,somos una buena panda,verdad!!!!

    Seguro que aceptan la propuesta y sale todo bien,y 150 pág.es cuestión de concentrarte más,un poco más,jaja,espero que las ideas fluyan y sepas exactamente donde colocarlas,porque con tantas que tienes,seguro que te cuesta ubicarlas.

    Gracias por venir,de verdad,ya te echaba de menos,gracias por tu comentario,es cierto,de niños el tiempo se nos hacía corto,muy corto,aquellos veranos...

    Cariño que sigas estando muy bien!!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  19. ESTEBAN

    Hola Esteban!!
    La niñez es la mejor época de nuestra vida,es el momento que podemos disfrutar sin complicarnos la vida,sin preocupaciones.

    Gracias por venir
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. PURY

    Hola Pury!!
    Cuánto tiempo...me alegro de verte!
    Sin duda,estar con los amigos,jugar con esa libertad,es algo que ésta generación no conoce,pero ellos se lo pasan muy bien,de todas maneras y disfrutan como niños que son.

    Gracias por venir
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Aquí procede el "qué tiempos aquellos", incluso el "es que eran otros tiempos" lo cierto es que los niños hallaban su entretenimiento en la calle. ¿Cómo distraerse en casa? Tan sólo leyendo o viendo la raquítica programación de la tele o charlando con los hermanos. La vida estaba afuera con los amigos, echando partidos de fútbol, andando en bici, perdiendo o ganando canicas, buscando la aventura, explorando los límites del barrio...

    Un beso, Estrella.

    ResponderEliminar
  22. JOTA AZIMUT

    Hola Azimut!!
    Es cierto,eran otros tiempos,donde crecíamos en la calle,nos cambiábamos cromos,jugábamos al yo-yo,a las canicas,nos tirábamos en el suelo para darle mejor a la canica...jugábamos a churro,madre mía,qué tiempos!!...como tú dices.

    Y en la tele en blanco y negro y sólo dos cadenas,habia programas infantiles,como "la casa del reloj"después hubo"un globo,dos globos,tres globos" y los sábados hacían "los payasos de la tele" con Gaby,Fofó,Miliki y Fofito...

    Gracias por pasarte por aquí y recordar la niñez

    Un abrazo Azimut

    ResponderEliminar
  23. Estrellaaaaa voy llegando de a poco mi querida amiga!! Graciasss por tus comentarios y cariño siempre!!

    Esta entrada me encantó, no te imaginas como me transportó al pasado, a esa niñez feliz y libre de teconologias jajaja, donde no habia tanto loco en la calle y se confiaba más en el prójimo, mi abuelita decía que recordar es vivir...hoy he vivido un rato feliz gracias a ti!

    Besooossss mi Estrella!! y pasa un buen fin de semana!!
    Bea

    ResponderEliminar
  24. TRIZBETH

    Hola Bea,guapa!!

    No te preocupes cariño,cada uno va y viene cuando puede,sin obligaciones,bastantes tenemos ya en nuestra vida,aquí tenemos la libertad absoluta de leer y comentar cuando se quiera y disfrutar del momento,de éste momento con cada uno de vosotros.

    Recordando volvemos a vivirlo,es cierto,lo ponemos fresco en nuestra memoria,lo tenemos almacenado,hasta que le damos a la tecla,y vuelve a surgir del fondo de nuestro querido baúl de los recuerdos.

    Fuimos felices jugando,me alegro haberte traído tus recuerdos Bea!

    Feliz finde,para tí cariño
    Un besico!

    ResponderEliminar
  25. jaja, pues si, yo era un chico de bici. Yo estaba todo el día con mi bici e iba a pueblos que estaba a 50 o 70 kilómetros.
    Al principio de comprarme la bici, nos subimos en ella cinco amigos, empiezo por delante: el primero sentado en el manillar y los pies apoyados en las palometas de la rueda delantera, el segundo sentado en el cuadro de la bici, el tercero en el sillín conduciéndo, el cuarto de pie con los pies apoyados eln las palometas de la rueda trasera y el quinto sentado en un porta equipajes de hierro que que tenía detrás. Ni que decir que fuimos todos al suelo cuando los que iban de pie intentaron esquivar un cable que cruzaba la calle. Ojo, y a ninguno nos pasó nada, ni siquiera a la bici. Pienso que aquellas experiencias eran mejores que estar postrados ante un ordenador. No sé.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  26. EL GATO ESTEPARIO

    Yo era la que iba en el porta equipajes de hierro,de la parte de atrás,jaja,no pude aprender,soy muy torpe y sin equilibrio,pero vamos que me lo pasaba genial,de todas maneras.
    Me recuerda pelis así del tipo de "cuenta conmigo" o algo parecido,de tardes de verano con amigos.
    Te lo pasarías en grande,disfrutar así sólo pasa en una época de nuestra vida y su recuerdo dura toda la vida,sin duda,tardes de ordenador dentro de unos años no las recordaremos con una sonrisa...o quizás sí,quién sabe!!
    Hay un momento para todo

    Muchos abrazos,amigo mío

    ResponderEliminar
  27. Bueno, cuando hablaba de tardes sentados delante de un ordenador chateando, me refería a la infancia y adolescencia de muchos chicos actualmente. Comparado con la nuestra, la veo un poco más triste.
    Para nosotros, si nos viene muy bien ya sentarnos delante de un ordenador más tranquilitos -y tranqilizados-, jaja

    Estrella, en aquella época todo era duro para el culo, el porta equipajes de hierro, el cuadro de hierro, el sillón de cuero durísimo, y sin embargo maravilloso, jaja.

    Bs.

    ResponderEliminar
  28. Sí bueno,eso quería decir,que los niños en la actualidad se pasan mucho tiempo delante del ordenador,TV...no tienen,la libertad de decir:me voy a la calle,hazme la merienda,jaja,mucho me temo que la respuesta no sería agradable,jaja.¿pero dónde vas tú?,jaja,las relaciones entre los niños se basan en el cole y en el parque.

    Recuerdo el sillín de cuero...y el timbre de la bici ¡auténtico timbre de bici,un clásico!

    Gracias Víctor...

    ResponderEliminar

Me alegraría mucho que dejaras tu comentario,me gusta saber lo que piensas sobre lo que has leído,de cualquier forma te agradezco tu paso por aquí.